John Friend BowspringEn la foto John Friend, fundador del sistema Bowspring de Sridaiva

Ábrete a lo nuevo. Prueba cosas distintas a ver qué pasa. Aprende. Despierta tus sentidos, tu lado felino. Tu instinto. Vuélvete más animal, menos mecánico.

Prueba y compara. Mira a ver qué ramal te hace mayor bien. La semana pasada probé una clase de Bikram Yoga. Me aporto mucho ver un camino distinto de trabajar la mente, el cuerpo y el espíritu. Siempre estudiante, como alega la filosofía Sridaiva.

En Bowspring, no tenemos savasana, sino que al final de la clase entramos en asimilación. En esta postura, es importante mantener el corazón bien radiante; con la caja torácica llena en todas las direcciones desde el epicentro de las costillas. Durante la clase, también paramos varias veces en postura de recuperación, cerramos los ojos y sentimos cómo nos encontramos. Tanto la postura de recuperación como la de asimilación son para decir “Stop”. Para recuperar. Para asimilar. Para tomar conciencia de la respiración.

Siente este momento presente, es mágico, es único, no va a volver. Saboréalo. Páusalo. A veces queremos ir demasiado deprisa y la vida nos para, a mí me pasó la semana pasada. Habría seguido sin parar… sin sentido, diciendo "sí" a todo lo que se presentaba ante mis ojos… pero el cuerpo me dijo Stop. Y le hice caso. Gracias a ello, ahora me encuentro como un Ave Fénix que ha resurgido de sus cenizas. Con las alas liberadas y un equilibrio dinámico que me aporta felicidad.

Escucha a tu cuerpo. ¿Cuándo fue la última vez que tu cuerpo te avisó y te dijo Stop?

El sistema Bowspring de Sridaiva me ha ayudado a jugar, a ser como un niño al que un juego demasiado fácil no le resulta interesante… El Bowspring me ofrece desafíos constantes, hace que me apasione en cada práctica. El ser humano es feliz cuando se supera a sí mismo. Desafíate. Sal de tu zona de confort, de tu antiguo patrón. Supérate a ti mismo. Tú puedes.

En cada clase asumo riesgos, supero mis límites… me rebelo, exploro lo desconocido… me siento viva y llena de alegría. Y es que el sistema abre las 5 áreas somáticas del cuerpo y es tremendamente terapéutico.

Toma 3 respiraciones conscientes.  El 3 es un número mágico, la trinidad. Yo me pongo recordatorios, por ejemplo tengo post-it por toda la casa; en la nevera, en el baño… que me recuerdan que tome tres respiraciones conscientes. Encuentra el silencio y la quietud dentro de ti. Esto te dará una fuerza sobrehumana para superar cualquier obstáculo del día a día.

Ábrete a lo nuevo con confianza. Con pasión. Estás en el mejor momento de tu vida. Este. Atrévete a regalar sin esperar recibir nada a cambio. A veces regalo cosas en clase e invito a que no te aferres a ello… a que también lo regales a la persona que quieras. No tiene que ser un ser querido, puede ser la primera persona que te encuentres… Este sencillo ejercicio me parece mágico. Sus efectos se comprueban al instante.

Ya queda poco para terminar el curso, volveré con más clases en septiembre, y quiero aprovechar para dar las gracias a todos los que me habéis acompañado durante este año.

Gracias, eternas gracias, por abriros a lo nuevo, por confiar en mí, por vuestra energía y por vuestra positividad. Os amo.

Sign in to your account