En esta página quiero compartir contigo algunas herramientas y recursos que me ayudan a tener una vida más plena. Iré actualizándola según vaya descubriendo cosas nuevas. ¡Que la disfrutes!

Recibe contenido exclusivo e información de eventos y Webinars

Email no válido

Nuestros hábitos nos ayudan a desarrollar comportamientos positivos que pueden también mejorar nuestras posibles “deficiencias” genéticas. Podemos tener un temperamento impaciente, egoísta o pesimista, pero podemos desarrollar hábitos que nos conviertan en personas más pacientes, más alegres, más optimistas, más entusiastas, más generosas. Una forma de ser fantástica se logra mediante el desarrollo de hábitos fantásticos,Por lo tanto, el reto está en definir qué hábitos queremos incorporar a nuestra manera de ser y esforzarnos para que formen parte de nuestro comportamiento habitual.

William James lo definió de manera magistral: “siembra una acción y cosecharás un hábito; siembra un hábito y cosecharás un carácter; siembra un carácter y cosecharás un destino”. Si queremos ser mejores personas, si queremos tener mejores resultados en nuestras vidas, tenemos que trabajar sobre nuestros hábitos. Aristóteles ya explicaba la importancia de la Ley de Causa y Efecto, “para cada efecto hay una causa determinada, si quieres cambiar el efecto, actúa sobre la causa”. Pues bien, los resultados de nuestras vidas son el efecto y nuestra manera de ser, nuestros hábitos, son la causa. Jesucristo ya menciono con anterioridad la Ley de la Siembra, “siembras y cosechas”.

¿Cómo se desarrollan hábitos positivos? Primero queriendo desarrollarlos y después esforzándonos para que se conviertan en hábitos. ¿Y por dónde empezamos?

La cadena es sencilla: un valor provoca un pensamiento, un pensamiento genera una actitud, una actitud una acción, una acción repetida configura un hábito, un hábito forma nuestro carácter, nuestra manera de ser, y finalmente, nuestra manera de ser es lo que configura nuestro destino. Así pues, el origen está en nuestros valores fundamentales, allí es donde está la causa última que configura los efectos de nuestras vidas.

Si no nos gustan los resultados que tenemos en nuestras vidas, deberíamos analizar nuestras acciones, que configuran nuestros hábitos; si no nos gustan nuestras acciones, deberíamos analizar nuestros valores. De esta manera podremos empezar a mejorar nuestra manera de ser.  Nosotros controlamos nuestros pensamientos, podemos decidir en qué pensamos en cada momento.

Como explica Stephen Covey o Alex Rovira, entre un estímulo y nuestra respuesta hay un espacio. En ese espacio radica nuestra libertad y el poder de escoger la respuesta. En la respuesta está nuestro crecimiento y nuestra felicidad. Frente al disgusto, al contratiempo, al dolor, al revés, la injusticia, la desesperación o la pérdida, tenemos el bálsamo de la alegría, la paciencia, la gratitud, la generosidad, el optimismo, el coraje y otras tantas actitudes que nosotros podemos elegir deliberadamente al hacernos responsables de nuestros pensamientos para continuar la vida con entusiasmo.

Nosotros no controlamos las circunstancias, pero si nuestra respuesta a ellas. Controlando nuestros pensamientos y su coherencia con nuestros valores, controlamos nuestra actitud, nuestras acciones y nuestros hábitos. Muchas personas se frustran al intentar controlar los efectos en sus vidas cuando lo que deberían hacer es actuar sobre las causas que los provocan. Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Por eso debemos centrarnos en el desarrollo de hábitos positivos basados en valores y principios en los que creamos. Y como los hábitos dependen de lo que pensamos, si cambiamos nuestra forma de pensar y podemos cambiar nuestras vidas. Los hábitos positivos se llaman virtudes; los negativos, vicios. Primero decide incorporar virtudes fantásticas a tu manera de ser y ¡te convertirás en una persona fantástica!

La fórmula para desarrollar un hábito es fácil: “haz como si … hasta que lo seas”. Este es el truco para desarrollar hábitos. Actúa como si ya tuvieras incorporado ese hábito en tu manera de ser hasta que al final lo seas. Actúa como si fueras una persona alegre, amable, humilde, generosa. entusiasta, practica cada día, en cada momento, hasta que al final, sin darte cuenta, esa será tu manera de ser. Y será entonces, y sólo entonces, cuando sentirás esa alegría interior que provoca la verdadera felicidad.

Al principio creamos nuestros hábitos y luego son estos hábitos los que nos hacen a nosotros.

 

Recibe contenido exclusivo e información de eventos y Webinars

Email no válido

Política de privacidad

Mediante el presente comunicado se pone en conocimiento de los usuarios del sitio Web:

La web se reserva la facultad de modificar esta Política de Privacidad para mantenerla adaptada a la legislación vigente sobre protección de datos. En tales casos, se anunciará en este sitio Web los cambios introducidos con razonable antelación a su puesta en práctica.

La visita a este sitio Web no implica que el usuario esté obligado a facilitar ninguna información sobre el mismo. En el caso de que el usuario facilite alguna información de carácter personal, los datos recogidos en este sitio Web serán tratados de forma leal y lícita con sujeción en todo momento a los principios y derechos recogidos en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), y demás normativa de desarrollo.

 

El derecho de información

Los datos suministrados por usted al usar el formulario de contacto se podrán usar para ponernos en contacto con usted, enviar comunicaciones comerciales o publicidad.
Podrá rectificar sus datos o causar baja en dichas comunicaciones previa petición por cualquier vía de contacto establecida en la web.

 

El principio de seguridad de los datos

Esta web ha adoptado todas las medidas técnicas y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado. El nivel de seguridad adoptado está en consonancia con la naturaleza de los datos personales suministrados.

 

El empleo de cookies

Las cookies son pequeños ficheros de datos o conjunto de caracteres que se almacenan en el disco duro o en la memoria temporal del ordenador del usuario cuando accede a las páginas de determinados sitios Web. Se utilizan para que el servidor accedido pueda conocer las preferencias del usuario al volver éste a conectarse. El acceso a este sitio Web puede implicar la utilización de cookies, que tendrán por finalidad el facilitar el proceso de navegación por los distintos productos o servicios ofertados, y poder ofrecer la publicidad o determinados contenidos o informaciones de interés para el usuario. Las cookies utilizadas no pueden leer los archivos cookie creados por otros proveedores. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies y para impedir la instalación de cookies en su disco duro. Para ello, el usuario debe consultar las instrucciones y manuales de su navegador para ampliar ésta información. Ninguna cookie permite extraer información del disco duro del usuario o acceder a información personal, simplemente asocian el navegador de un ordenador determinado a un código anónimo. La única manera de que la información privada de un usuario forme parte de un archivo cookie, es que el usuario dé personalmente esa información al servidor.

El ENTRENAMIENTO PERSONAL ÓNIX se compone de un bono de 4 sesiones de entrenamiento personal, no tiene caducidad y ajustamos el horario y el día que mejor te convenga, bien en el estudio (Madrid Alberto Alcocer, Madrid Castellana, Las Rozas, Segovia) o bien en tu casa.

En una sesión de entrenamiento personal trazamos los objetivos que queremos conseguir a medio y largo plazo. Cada mes hacemos una evaluación de resultados y pivotamos el entrenamiento si fuese necesario. Pivotar significa cambiar la estrategia pero no la visión.

Todos los entrenamientos son holísticos, trabajando la mente, la emoción y el cuerpo como uno.

Cada clase lleva un tema de desarrollo personal que trazamos de manera personalizada como “un traje a medida” y utilizo herramientas del yoga, de la comunicación, coaching, PNL, neurociencia, danza y reiki.

El ENTRENAMIENTO PERSONAL JADE se compone de un bono de 8 sesiones de entrenamiento personal, no tiene caducidad y ajustamos el horario y el día que mejor te convenga, bien en el estudio (Madrid Alberto Alcocer, Madrid Castellana, Las Rozas, Segovia) o bien en tu casa.

En una sesión de entrenamiento personal trazamos los objetivos que queremos conseguir a medio y largo plazo. Cada mes hacemos una evaluación de resultados y pivotamos el entrenamiento si fuese necesario. Pivotar significa cambiar la estrategia pero no la visión.

Todos los entrenamientos son holísticos, trabajando la mente, la emoción y el cuerpo como uno.

Cada clase lleva un tema de desarrollo personal que trazamos de manera personalizada como “un traje a medida” y utilizo herramientas del yoga, de la comunicación, coaching, PNL, neurociencia, danza y reiki.