ser o tener

¿Crees que TENER aporta felicidad? O por el contrario, ¿crees que lo que aporta felicidad es SER?

Muy tarde por la noche el Mullah Nasrudin se encuentra dando vueltas alrededor de una farola, mirando hacia abajo. Pasa por allí un vecino.

— ¿Qué estás haciendo Nasrudín, has perdido alguna cosa?— le pregunta.
—Sí, estoy buscando mi llave.

El vecino se queda con él para ayudarle a buscar. Después de un rato, pasa una vecina.

— ¿Qué estáis haciendo? —les pregunta.
—Estamos buscando la llave de Nasrudín.

Ella también quiere ayudarlos y se pone a buscar. Luego, otro vecino se une a ellos. Juntos buscan y buscan y buscan. Habiendo buscado durante un largo rato acaban por cansarse. Un vecino pregunta:

—Nasrudín, hemos buscado tu llave durante mucho tiempo, ¿estás seguro de haberla perdido en este lugar?
—No, dice Nasrudín
— ¿dónde la perdiste, pues?
—Allí, en mi casa.
—Entonces, ¿por qué la estamos buscando aquí?
—Pues porque aquí hay más luz y mi casa está muy oscura.

Este breve cuento es para que entendamos que el personaje de la historia, Nasrudín, somos los seres humanos cuando buscamos la felicidad fuera de nosotros mismos. La buscamos en los bienes materiales, en el dinero, en el prestigio personal o en las relaciones con las personas. El tesoro que andamos buscando quizás sea la felicidad, y ésta está dentro de nosotros, pero está oculta. La ocultamos con los dogmas, por eso el viaje del yoga nos guía al proceso de descubrimiento. No hay nada que meter dentro de nosotros para alcanzar la felicidad, hay que sacar ese equipaje añadido que no sirve.

¿Cómo podrías aportar más valor a los demás?  Parafraseando a Einstein: “Vivimos en el mundo cuando amamos. Solo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida”. Cuando lees o escuchas esta frase, ¿qué persona aparece en tu mente?

Hay un libro que me apasiona del escritor Alberto Zuazua, se llama “Felicidad sostenible” y esta frase me encanta: “para ser felices es preciso un sano olvido de uno mismo. Deberíamos olvidarnos del deseo de nuestra propia felicidad. De hecho, las últimas investigaciones demuestran que, dedicarse a la felicidad de los demás como consecuencia produce la felicidad a uno mismo”.

El 50% de nuestra felicidad depende de nuestros genes según varios estudios científicos. Pero la felicidad no depende únicamente de nuestros genes, según la Dra. Lyubomirsky, aunque el 50% de nuestra felicidad está subordinada a la genética, solo un 10% de ella depende de las circunstancias vitales por las que estemos pasando. Si los cálculos no fallan, esto deja un 40% a cargo de nuestro libre albedrío, lo que quiere decir que casi la mitad de la felicidad que sentimos depende de lo que hagamos para obtenerla: el entrenamiento de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestro cuerpo físico.

Esto no quiere decir que sea imposible el cambio, sino que hay quien tiene mejores cartas y la felicidad dependerá de cómo juegues con las cartas que te han tocado.

Tú cerebro puede cambiar su estructura con el paso del tiempo, por tanto el cambio siempre es posible. Ya lo decía Siddhartha “la felicidad no es la meta. La felicidad es el camino”.

En la sociedad del ultra consumo, se fundamenta en la mercancía y cuánto más tengas más feliz eres. El secreto de la felicidad está en el SER. La Ley del orden establece lo siguiente: SER-Hacer-Tener.

Típs para re-encontrarte con FELICIDAD

  • Alégrate de la belleza, abundancia, felicidad ajena.
  • Admira a personas que tienen lo que a ti te falta y trabaja en esas cualidades.
  • Rodéate de personas altamente positivas, crea un ecosistema de poder a tu alrededor.
  • Saborea este momento tal y como es. Ríndete incondicionalmente a lo que es sin resistencia. Recuerda “a lo que te resistes, persiste”.
  • Entrena el músculo de la gratitud. Acostúmbrate a dar gracias antes de dormir y por la mañana en duermevela.
  • Presta atención a tus creencias, pensamientos. Observa si son limitantes o empoderantes.
  • Cuando quieras conseguir algo: sueña a lo grande. Visualiza cómo te gustaría que fuesen las cosas en un escenario ideal. Recuerda que todo se crea dos veces: primero en tu mente, después en el plano físico.
  • Observa tus patrones, abrázalos y transfórmalos desde el amor y la compasión.
  • Deja de buscar fuera lo que hay dentro. Mímate mucho, regálate aquello que le pides a los demás. Sino, le estarás pidiendo a los demás lo que no te estás dando a ti mismo.
  • Pon el foco en lo que tienes y en lo que quieres. No en lo que no tienes o en lo que no quieres.
  • La vida es un espejo. Nos atraemos por vibración. Trata de no dormir con alguien en quien no te convertirías. Duerme con alguien a quien admires. Atraes lo que eres.
  • Cuida y eleva tu energía practicando Bowspring, paseando por la naturaleza o respirando por la nariz de manera consciente.
  • Aliméntate de manera equilibrada y lo más cercano a la naturaleza.

La felicidad es una decisión. ¿Quieres ser feliz?

Se consciente de que si con todo lo que tienes no eres feliz, tampoco lo serás con todo lo que te falta.

Feliz en este día.

Sign in to your account